La Enoteca

Historia de Bodegas Bordalás Garcia

Bodegas B.G. está enclavada en el centro y corazón de la D.O.Q. Priorat. Esta Bodega nace en Gratallops, pueblo mítico en la elaboración de vinos y pionero del alzamiento de los vinos del Priorat.

La historia de la bodega contempla dos generaciones. Rafael Bordalás Martínez y Encarnación Sánchez García, por allí los años 69-70,empezaron a recuperar viñas abandonadas y a plantar e injertar de las mejores fincas del pueblo, muchas de estas ya perdidas, Garnachas y Cariñenas centenarias. El producto se elaboraba en la cooperativa del pueblo y el vino elaborado se vendía en “Bocois”(tinas de madera de 500-1000 litros) a granel a los socios y a toda la gente que ya entonces, agradecía un buen trago de buen vino. Eran otros tiempos, solo faltaba recuperar la ilusión perdida por la venida de la filoxera, ya que el Priorat desde siempre (los romanos y después los monjes de la primera Cartuja fundada en la península, Scala Dei,) tenían esa ilusión y la transmitían a todo el mundo donde apreciaban el buen vino del Priorat.

La ventaja de los viñedos de Bodegas B.G. es que la mayoria de ellos son viñas viejas y poseen el clon más puro de la uva autóctona,Garnacha y Cariñena. Con ese clon y con otros elegidos de las mejores fincas de todo el priorato, se han injertado el resto de los viñedos que se han ido adquiriendo con el tiempo. Otra de las ventajas son las ubicaciones de las fincas y el tipo de suelo. Gratallops es conocido por ser un pueblo de tradición vitivinícola donde, debido a la conjugación de terrenos pizarrosos y un micro clima especial, se consiguen vinos de excelente calidad.

En la actualidad la bodega posee 15 hectáreas de viñedo propio con las variedades Garnacha blanca y negra, Cariñena, Merlot, Viura y Cabernet Sauvignon y su objetivo es llegar a tener 40-50 que son las que se tienen por plantar. La homogeneidad de los suelos, así como los planos de exposición solar, confieren a cada pago unas características diferenciadas, tanto en la maduración como en las características organolépticas que confieren a los vinos. Todas la plantaciones están orientadas de tal forma que aprovechen el máximo de luminosidad.

Bodegas Bordalás García tiene marcada como política vitícola el objetivo claro de producir uvas de la más alta calidad, que sean el alma de sus vinos. Esta motivación ha llevado a que nuestra viticultura sea respetuosa con el medio ambiente y por lo tanto con la propia planta. Mencionaremos algunas de las técnicas de cultivo a través de las cuales conseguimos obtener los parámetros enológicos óptimos que definen la personalidad de los vinos elaborados.

LA VID: Los clones que se cultivan en las parcelas propiedad de la familia, de las variedades Garnacha tinta y blanca, Macabeo o Viura y Cariñena son el recuperado de los viñedos centenarios de las diferentes parcelas del pueblo de Gratallops. También están el Cabernet Sauvignon y Merlot que evidentemente son plantadas ya injertadas en laboratorio y buscando los mejores clones del mundo. VARIEDAD:Durante el periodo de la poda (Enero – Marzo) se recogen las púas de los viñedos más vigorosos de las parcelas más antiguas y por tanto con mas carácter o sea de Finca los Bebos y la Capella, y se prepara para ser injertada en EL PATRÓN O PIE: El injerto se realiza, durante el mes de Abril, sobre patrones de pie americano que han sido plantados el año anterior o que salen de vides muertas de tanta edad y que por tanto se presentan con un potente desarrollo radicular, colonizando el suelo y optimizando los recursos que este dispone para posteriormente albergar la púa de la variedad autóctona. Tras un estudio de los perfiles de cada una de las parcelas a plantar, análisis químicos, físicos y microbiológicos, se determinó que tipo de porta injerto era el más óptimo en las nuevas plantaciones, Richter 110, en las plantaciones centenarias solo conocían un patrón que era el Rupestris de Lot y es el que tienen. Bodegas Bordalás García respeta al máximo el entorno y no utiliza ningún tipo de abono mineral en sus plantaciones. Solo se realizan aportaciones de materia orgánica en forma de estiércol de oveja El fin es permitir que sea la propia raíz la que profundice y colonice horizontes profundos para aprovechar de la manera más óptima todos los recursos que el suelo tiene. En cuanto a control de plagas o enfermedades, las dos que más atacan son Oidio o Cendrosa y Mildeu, la primera se trata con azufre y la segunda con derivados de cobre, ningún producto químico LA PODA: Dependiendo de las características de cada terruño, se controla la carga desde el momento de la poda. En las vides en vaso se dejan un total de 8 a 10 yemas por planta. En las en espaldera se podan en Cordón Royat doble dejando un máximo de tres pulgares por cada brazo a una yema vista más la ciega. o sea 12 yemas totales. El material sobrante de la poda (sarmientos) se quema para reducir el riesgo de futuras plagas y enfermedades.

PODA EN VERDE: Una vez brotada la viña se debe eliminar todos aquellos brotes que no nos interesan, para que no roben elementos nutricionales a los racimos. Esta operación que se realiza durante el mes de mayo. ACLAREO DE RACIMOS: Desde el momento del pintado de las bayas (mediados de Agosto) en las viñas más jóvenes y con esto del cambio climático que cuesta mucho la maduración total del racimo es muy muy importante eliminar racimos para dejar una carga suficiente para que pueda madurar perfecta y no debilite a la vid. LA MADURACIÓN: Este es uno de los procesos más cruciales, pues nos va a determinar el momento óptimo de la vendimia. Desde primeros de Agosto y hasta la recolección se realiza la toma de muestras en todos los viñedos, y posteriormente se analizan en laboratorio los siguientes parámetros: Grado alcohólico probable, Acidez total, Antonianos totales, Índice de Poli fenoles Totales, Índice de Color, Taninos y Peso de 50 bayas. LA VENDIMIA: Es el proceso más satisfactorio de todo el período vegetativo. Toda la recolección se realiza en cajas de plástico alimentario de 20 Kg se realizan dos trías de calidad una en campo al desechar los racimos que no dan la calidad y otra al entrar en bodega al tirarlos en la tolva de la derramadora. La vendimia se recolecta según sea el estado de maduración de las variedades y se elaborarán por separado permitiéndonos, así, determinar el potencial enológico de cada añada y conseguir que cada botella alcance la máxima perfección.

Desde 1997 Bodegas B.G. decide elaborar y comercializar sus vinos comenzando con una pequeña bodega en la que se instalaron tres depósitos, una desgranadora, un equipo de frío para control de temperatura, una pequeña embotelladora – etiquetadora manual, todo ello de manera muy familiar pero con los máximos controles de calidad. El proyecto recorre las necesidades de flujo de producto planteadas desde la Dirección de Bodega y atiende a los parámetros enológicos necesarios para elaborar nuestras marcas amparadas bajo D.O.Q Priorat. Básicamente la bodega goza de tres pisos de 328 m2 cada uno,quedando dos pisos bajo tierra por tres de sus caras y la otra esta dentro de una construcción con un muro de 90cm de piedra. La idea es, perseguir una fluidez gravitacional del producto, es decir, se busca una la mínima utilización de bomba aprovechando al máximo la fuerza de la gravedad, aunque esto tardará algún tiempo aún en realizarse .Ahora solo se utiliza la primera planta dividida en crianza, elaboración, recepción.







 
 

Publicación vista 20 veces.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: